© 2015 Editorial Psicoanalítica de la Letra

EPEELE

  • Facebook Clean

 Catálogo 

Montevideo, Uruguay, 13 de diciembre de 1935: una joven y brillante estudiante de magisterio mata a su padre de varios balazos, la noticia en los periódicos sacude a la ciudad, luego vino el proceso: las declaraciones ante el juez de Iris Cabezudo -así se llamaba la joven- las de su hermano, la versión escrita por la madre, las declaraciones de otros testigos, los argumentos de la defensa, los peritajes psoquiatricos, y la sentencia del juez componen un primer conjunto de documentos, reunidos aqui por Raquel Capurro y Diego Nin.

 

"Sin duda usted ya ha escuchado hablar de mis aventuras funambulescas y de lo que luego resultó de ellas. Para terminar, fui secuestrada por un ciclón junto con mi taller, pero, por un singular efecto del tornado, mis cascajos resbalaron directamente al bolsillo de Rodin y sus consortes, mientras que mi desafortunada persona se vio transportada delicadamente a un recinto enrejado en compañía de muchos alienados. Hago lo posible por figurar de manera honorable en esta amable corporación: ¡No lo hago demasiado mal! Si usted quiere comprobar por si misma lo que ocurre no tiene más que tomar el Metro hasta Saint-Mandé y luego el tranvía de Saint-Mandé a Ville-Évrard (Sanatorio especial). La espero detrás de la reja" 


Camille Claudel. 

 

"No hay mucha gente hoy, en Francia que apoye la causa de las monografías clínicas profundizadas. 'Hoy' quiere decir en el mismo momento en que comenzamos a darnos cuenta de que, en la medicina más fragmentadora y más tecnicista, no utilizarlas es una dimisión de la razón. Si le debemos a Jacques Maître el hecho de tener acceso al caso de Pauline, es porque ha sido uno de los pocos que jugó el juego de la monografía clínica profundizada. Como realizó, con respecto a Pauline, un trabajo del que dispensa por lo mismo a sus lectores, podemos arriesgarnos a extraer algunas conclusiones de ese caso. Gracias a él nos enfrentamos nosotros también directamente a algunos elementos textuales del caso. Pero hizo algo más que ofrecernos ese cuerpo textual: dibujó, ya, las láminas de la anatomía. Muy notablemente, y contrariamente a Janet, se negó a disociar a Pauline de su amarre en lo religioso, de tal modo que nuestro abordaje del caso puede pretender, con o sin razón, llegar a lo esencial; dich...

Nunca, en los anales de la criminología francesa, se había visto un crimen tan "horrible, abominable y monstruoso" como el sucedido la tarde del dos de febrero de 1933 en la ciudad de Le Mans, en el norte de Francia.

Con estos y otros calificativos más, los encargados de la justicia civil (policías, procuradores, jueces, fiscales, abogados, criminólogos, psiquíatras forenses y demás peritos) expresaban su estupor ante los asesinatos de la señora Lancelin y su hija. Las empleadas domésticas de la señora Lancelin, Christine y Léa Papin, fueron detenidas de inmediato -nunca intentaron huir, ni negaron su crimen- "las masacramos" fueron sus palabras". 

En un momento dado del proceso, la discusión cambió de terreno: del campo de lo jurídico se desplazo al de lo psiquiátrico. Dada la crueldad del crimen y su aparente falta de motivo, ¿debía considerárseles responsable de su acto? 


La polémica se desplegó. Hubo diferentes pronunciamientos a favor y en contra. Desde los perit...

Please reload