© 2015 Editorial Psicoanalítica de la Letra

EPEELE

  • Facebook Clean

 Novedades

COSTO

 

$550.00 MXN

EL PSICÓLOGO SORPRENDIDO
de Theodor Reik

"Un psicoanalista de la época heroica, Theodor Reik (1888-1969), ha titulado uno de sus libros: Der überraschte PsychologeEl psicólogo sorprendido.  Es que, en verdad, en aquel periodo heroico de la técnica psicoanalítica al que pertenece,  se tenían aún más razones que ahora para sorprenderse, pues si he hablado hace un momento de margen, es porque el psicoanalista, paso a paso, en el curso de las décadas, ha reprimido esta sorpresa hasta sus fronteras. Es quizá que, también ahora, esa sorpresa le sirve de frontera, es decir, para separarse de ese mundo de donde la gente viene o no viene al psicoanálisis.

 

    Este autor pudo presentar la sorpresa, el Überraschung, como la señal, la iluminación, el brillo que, para el analista, indica que él aprehende el inconciente, que algo acaba de revelarse que es de ese orden de la experiencia subjetiva, de aquello que ocurre de golpe y, también, sin saber cómo ha hecho, del otro lado del escenario: es eso el Überraschung, y es sobre esa vía, sobre ese sendero sobre esa huella, que él sabe al menos que está en su propio camino".

 

Jaques Lacan, 6 de enero de 1965.

COLECCIÓN: EROTOLOGÍA ANALÍTICA"
de Jean Allouch

COSTO

$750.00 MXN

El psicoanálisis, una erotología de pasaje (1998), El sexo de la verdad (1998), Faltar a la cita. "Kant con Sade" de Jaques Lacan (2001): quisimos que estos tres opúsculos hagan de trípoide al término "erotología". Decir, el análisis una "erotología de pasaje", ciertamente no tenía nada de nuevo (¿los llamados primeros psicoanalistas ignoraban esto?) si no fuera que exceptuando a Jaques Lacan, pareciera haberse olvidado, si no desconocido, lo que en la experiencia analítica se juega de carnal y que Sigmund Freud calificó de "excitación sexual".

COSTO

 

$300.00 MXN

PARA ACABAR CON UNA VERSIÓN UNITARIA DE LA ERÓTICA
de Jean Allouch

La erótica no se presta para ser concebida de manera simplemente unitaria. Muchos lo han admitido y, entre ellos, Platón, Lacan, Foucault, Rubin. Se comprobará con respecto a los dos primeros.

¿Cuál será entonces la razón de semejante partición? Sin prejuzgar otras respuestas posibles, se presenta aquí la que Lacan indicaba, no bajo la forma de un discurso continuo, sino por pinceladas sucesivas aquí y allá dispersas, después de que fue reconocida la inexistencia de la relación sexual.

Así se aclara la pregunta propiamente psicoanalítica (aunque con aspecto filosófico): ¿por qué hay excitación sexual en lugar de nada?

NO HAY RELACIÓN HETEROSEXUAL
de Jean Allouch

COSTO

 

$450.00 MN.

Si bien Freud había planteado los preliminares, Jacques  Lacan  fue  el  único  en  enunciar  su “No  hay  relación sexual”. Sin embargo, sólo pudo autorizarse a ello distinguiendo un registro inédito de lo sexual, diferente de lo que los analistas (incluido él mismo) habían explorado hasta entonces: complejos, estadios, pulsiones, fantasías, falo, objetos parciales, a minúscula, plus-de-gozar, etc.

Ahí donde falta la relación sexual, los partenaires son como personajes de teatro de otro inexistente: mujer, virgen, histérica, hombre, vir, virgo, dama, tipo, tipa, a los  cuales se añadirá, con Michel Foucault, el amo antiguo, las mujeres, el muchacho y la esposa.Al hacerlo presente por la mediación de ellos, es siempre del Otro tomado  como cuerpo de lo que se trata, del Otrosexo. Percatarse  de  que  con  él  no  hay  relación  sexual  que pueda escribirse atañe a una experiencia traumatizante. Sin embargo, es ahí donde, según Lacan, cada cual tienecita con su libertad.