"Pasaje al acto" es una expresión de uso tan común que ya no se sabe bien de qué trata -salvo que es un gesto a la vez violento y reprobado. ¿Violento para quién? ¿Reprobado para quién?

 

Retomamos aquí el problema con mayor detalle considerando varios casos cuyo foco incandescente se reconoce que fue un pasaje al acto: la acción yihadista, la de Louis Altousser, asesino de Helène Rytmann, y la de Claire Lannes, heroína de La amante inglesa, cuya figura fue concebida por Marguerite Duras tomando sus observaciones de una crónica policial. Más inesperada parecerá sin duda la incidencia del "pasaje al acto esclarecido" en el corazón mismo de la experiencia analítica, especialmente en su comienzo y en su fin.

 

Jean Allouch dedicó anteriormente cuatro libros al tema del pasaje al acto. El doble crimen de las hermanas Papin [en colaboración con Erik Porge y Mayette Viltard] (1984); Marguerite o la Aimée de Lacan (1990); Louis Altousser récit divan [en español En estos tiempos] (1992), y La sombra de tu perro. Discurso psicoanalítico, discurso lesbiano (2004).

NUEVAS OBSERVACIONES SOBRE EL PASAJE AL ACTO

$400.00Precio

    © 2015 Editorial Psicoanalítica de la Letra

    EPEELE

    • Facebook Clean