© 2015 Editorial Psicoanalítica de la Letra

EPEELE

  • Facebook Clean

Autores: Raquel Capurro y Diego Nin

 

Montevideo, Uruguay, 13 de diciembre de 1935: una joven y brillante estudiante de magisterio mata a su padre de varios balazos. La noticia en los periódicos sacude a la ciudad, luego vino el proceso: las declaraciones ante el juez de Iris Cabezudo -así se llamaba la joven-, las de su hermano, la versión escrita por la madre, las declaraciones de otros testigos, los argumentos de la Defensa, los peritajes psoquiatricos, y la sentencia del juez componen un primer conjunto de documentos, reunidos aqui por Raquel Capurro y Diego Nin.

 

La prensa y la justicia acogieron la versión materna de los acontecimientos de la que Iris parece haberse hecho eco: el padre tirano violento, la madre víctima de esa violencia de la que sus hijos eran cotidianos testigos. Apoyando los peritajes, el juez concluye en la inimputabilidad de la joven que - en un rapto- habría matado al padre por miedo ante su amenaza asesina. Liberada después de un año retoma a casa y a sus estudios y comienza a trabajar como maestra. En esos años y como se sabrá después, descubre con sorpresa que nada ha cambiado en su familia. Su madre continúa haciendo reproches póstumos al padre como si aún continuase vivo. Analizando la conducta materna, Iris concluye que en realidad fue esta madre, apasionadamente amada e idealizada, la verdadera causa de las desgracias familiares. Se produce tal transformación en sus convicciones que en diciembre de 1956 busca un psiquiatra para pedirle que examine a su madre. En ese momento su historia da un vuelco: el psiquiátra la interna con un diágnostico de paranoia. Con un hermoso estilo literario Iris se defiende por escrito. Delira. Finalmente logra el alta con una doble condición: no debe volver más a su casa y debe aceptar ser jubilada de su trabajo de maestra. Comienza así su vida de vagabunda.

¿Qué relación establecerce entre el crimen y este delirio en dos escenas mediante el cual intenta Iris explicarse? En el posfacio los autores abren algunos caminos de respuesta en un libro apasionante por su diversidsad y su riquieza documental.

YO LO MATÉ -NOS DIJO- ES MI PADRE

$350.00Precio