• Jean Allouch

Hola... ¿Lacan? Claro que no


Sonrisa

Una enferma intigrada, incluso algo escandalizada:

-¿porqué sonríe usted?

Lacan:

-no hay razón para que yo no sonría